5 COSAS QUE (CASI) NUNCA LIMPIAMOS

En nuestra propia casa hay infinidad de rincones y objetos que no solemos limpiar con la frecuencia que deberíamos o que directamente jamás hemos limpiado. Si quieres que tu limpieza sea realmente efectiva coge tu botella de vinagre limpiador y sigue leyendo.

    • Pomos de puertas. ¿Cuándo fue la última vez que limpiaste los pomos de las puertas? Y piensa que es uno de los objetos de la casa que más se suelen tocar con las manos sucias y eso acarrea que acumulen bacterias que vamos pasando de unos a otros. Al ser usados con tanta frecuencia debemos limpiarlos con asiduidad. La solución es un poco de vinagre y un trapo seco.
    • La parte superior de los muebles. Eso que siempre olvidamos limpiar, como la parte superior de la nevera o de los armarios de la cocina. Es normal que, aparte de bacterias, la grasa se haya acumulado ahí con cierta facilidad, por lo que el vinagre de nuevo será nuestro mejor aliado para su limpieza.
    • El cepillo de dientes. Tres cepillados al día durante una semana hacen un total de 21 veces que usamos nuestro cepillo, lo enjuagamos con un poco de agua y lo volvemos a dejar en su vaso. Esto, tratándose de un objeto que nos metemos en la boca, es como mínimo insuficiente. Para limpiarlo eficazmente recomendamos dejarlo en remojo en un vaso con vinagre y bicarbonato de sodio. ¡Recuerda enjuagarlo bien después para no avinagrarte las mañanas!
    • La bolsa de deporte. Si te has apuntado al gimnasio o practicas cualquier deporte de forma regular… ¡enhorabuena! Pero, ¿recuerdas cuánto hace desde que compraste tu bolsa o macuto de deporte? Y probablemente no lo has limpiado desde entonces. Lo mejor es ventilarlo siempre todo lo posible y, ocasionalmente, pasar un trapo con vinagre por su interior, así lograremos desinfectarlo.
  • La cortina de la ducha. Al usarla a diario, la ducha es un lugar que les encanta a muchas bacterias y microorganismos por su cantidad de humedad y las cortinas que las cubren no son una excepción. Como, tanto por comodidad como por economía, no vamos a estar metiéndolas a la lavadora cada dos o tres días, es recomendable que de vez en cuando las limpiemos usando un poco de vinagre y un cepillo.

Esperamos haberte convencido y que en este mismo momento sientas la picazón que produce la imperiosa necesidad de levantarte corriendo y ponerte a limpiar todo aquello que nunca limpias. ¡Recuerda ser concienzudo y usar tu botella de Vinaclean!

Deja un comentario